¿No se qué poner en la pared de mi sala?

¿Qué pongo encima del sillón?

Pasan las semanas, ves esa pared blanca y no logras decidir que poner; hemos estado en esa situación y como bien sabemos, procrastinar no nos hace bien. Pero calma, esta es una gran pregunta que puede determinar toda la decoración de tu espacio, y por eso pensamos en tres opciones prácticas para guiarte:

1. Colgar una foto grande. Buena idea, ¿Pero qué foto? si te gusta tomar fotos, tu sabrás mejor que nosotros, guíate por color y asi no hay pierde con los demás elementos. Pero si no eres de los que tiene una cámara, puedes checar este sitio, hay mucha variedad, muy padres y a buena resolución. www.unsplash.com. Nosotros te podemos ayudar en la impresión después, mándanos un correo y te cotizamos sin compromiso.

 


2. Colgar varios cuadros o fijar una repisa delgada a la pared y encima recargarlos. ¿Tienes algún poster guardado, postales, fotos antiguas o algún dibujo que te gusta? Puedes enmárcalos todos con el mismo tipo de marco, o puedes hacer una selección por color y colgarlos en bloque, te dejamos un ejemplo de distribución básico.

 


3. Colgar un tapete o un textil. Desenrolla ese tapete que tienes guardado, lánzate a algún mercado de cosas usadas o al centro, seguro encontrarás algo vintage interesante. Esta tendencia se puso de moda hace poco, y sobra decir que se ve muy original y le dará a tu sala un toque boho-chic. Lo puedes colgar fijándolo a un pedazo de madera o simplemente clavándolo a la pared.

FOTOGRAFÍAS: PINTEREST

 

Recuerda que cualquier opción que decidas puede ser temporal; lo increíble de la decoración es que puedes modificar tu espacio cuantas veces quieras y sentir que te mudaste a un nuevo departamento.

 


Compartir esta publicación